¿Qué debemos hacer?

Esa es la pregunta del millón. El rey del país vecino del sur ha abdicado, se votara la ley orgánica de está abdicación y automáticamente Felipe se convertirá en rey por la gracia de… de quien? Los diferentes partidos ya han dicho lo que van ha hacer:
UPN-PP-PSOE: Votarán a favor, dando de esta forma, continuidad al régimen.
PNV: Se abstendrá, como no podía ser de otra forma ya que es un si oculto, mientras su alter ego, Geroa Bai, votará en contra, dándole la baza de ser la única diputada navarra que vota en contra.
IU-ERC-BNG-…: Votarán en contra de la perpetuidad del régimen.
Es decir, no se vota que abdique o no el rey, sino que se vota la continuidad o no del régimen español actual.
Ante esto, ¿Qué debemos hacer?
Dos opciones están, de facto, descartadas: Ni a favor ni abstención, ya que ambas son justificadoras y continuistas, son un apoyo claro y contundente al actual régimen español y su continuidad a perpetuidad, todo atado y bien atado. Por lo que sólo nos quedan dos opciones: En contra o no participar.
Desde un punto de vista nacional, de país, la no participación es acertada, ya que hablamos de ruptura con el régimen actual, y no participando del teatro montado por el PP-PSOE, no lo legitimamos, pero cuidado, votando en contra tampoco lo legitimamos, ya que, como he dicho, no se vota la abdicación, sino la continuidad del régimen, en un parlamento que no obedece el mandato del pueblo español, con dos partidos que no representan a la mayoría de la población española, como lo han demostrado las últimas elecciones al parlamento europeo, y con un PSOE que silencia a sus bases para perpetuar el “consenso” de 1978.
Amaiur ha hecho una lectura, en mi opinión, desacertada, que no errónea, ya que aunque es verdad que no nos corresponde a nosotros decidir la construcción del estado español, es cierto que tenemos 7 votos en ese parlamento, y creo que abría que aprovecharlos mejor, sacarles todavía un mayor rendimiento si cabe, utilizarlas cual zas! en toa la jeta.
Lo que deberíamos de hacer, y es una opinión personal, es votar NO, no a la continuidad del régimen, régimen que representa la estructura y construcción actual del estado español, ya que ese No sería una muestra de solidaridad internacionalista con la clase obrera española y un grito claro y contundente por la libertad de Euskal Herria y de los diferentes pueblos presos dentro del estado español. Sería un discurso igual de válido y consecuente que el de no participar, con la ventaja que tenemos menos que perder que no participando y sí mucho que ganar, aunque esto último sería secundario, ya que lo principal es mantener la coherencia y actuar conforme a lo que piensas y no conforme al resultado de tus acciones, aunque esto también haya que tenerlo en cuenta.
Y el día de la proclamación del Felipe ese como reyezuelo, ¿nos acordamos de Gernika?
Naturalmente podría estar totalmente equivocado, lo que asumo sin ningún problema.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s